Si te hace falta preguntar . . .

No hay duda que Ferrari construye algunos de los autos más codiciados del planeta. Enzo Ferrari, el fundador de la histórica casa fabricante italiana, comenzó su carrera en 1920 como corredor y mecánico Alfa Romeo, donde llegó a ser el jefe de su imbatible equipo de carreras, el cual legó a ser conocido como Scuderia Ferrari. Alfa Romeo y Ferrari se separaron en 1933, Scudería Ferrari se disolvió en 1936 y luego de una serie de encuentros y desencuentros con Alfa Romeo, Ferrari finalmente se estableció como un constructor independiente en 1939. Desde su cuartel general en el pueblo de Maranello, Ferrari lleva décadas de afianzamiento como una de las fuerzas dominantes en la Fórmula Uno desde hace ya 80 años. 

Los Ferraris, con sus líneas esbeltas e imposiblemente bajas, son obras de arte sobre ruedas. Desafortunadamente, sus precios reflejan más el valor de obras de arte que los de obras mecánicas. El más barato de los Ferrari supera los $200,000, sin contar las muchas y carísimas opciones que el fabricante ofrece. Ferrari le da a sus clientes el poder de personalizar sus carros de una infinidad de maneras distintas, tanto estéticas, incluyendo infinidad de colores y materiales, como mecánicas y dinámica incluyendo opciones para pista y calle.

Para los dueños de Ferrari el precio no es problema, pero para el resto de nosotros constituye el factor que nos obliga a admirar a estos magnificos toros desde la barrera. Para tener una idea del precio de admisión al exclusivo mundo de Ferrari, les traemos en las siguientes imágenes los precios que hay que pagar por los modelos de la línea 2019 de la casa de Maranello en Estados Unidos. . . uno nunca sabe cuando puede ganar la lotería.